lunes, 22 de octubre de 2012

¿Deteminismo o libre albedrío?


Tenemos el poder de crear nuestra realidad? o todo lo que realizamos ya está predeterminado?

En el fondo aunque aparentemente hayan muchos caminos, todos llevan a un mismo sitio, a un único destino que es el camino de retorno a Dios.

Tu personalidad puede decidir si ese camino se hace más rápido o más lento; cuanto más te resistas a tu momento actual, más lento se
rá; cuanto más te abras a ver la vida aceptándola y sin juzgarla más rápido llegarás a él.

Los diferentes coloridos de ese camino en el fondo no son importantes, son parte de la infinitas posibilidades del juego de las formas.

Hasta ahora defendía que mis pensamientos crean mi realidad externa, pero que mi realidad externa, el contexto en el que estoy también pueden crear mis pensamientos. Ahora doy un paso más allá y comprendo, que tus pensamientos no crean tu realidad, ni tu realidad crea tus pensamientos.

Sino que tanto tus pensamientos como tu realidad son una misma cosa en diferentes dimensiones o grados de la realidad, desde lo más sutil a lo más denso. Diferentes dimensiones de una misma realidad, por lo cual se reflejan la una a la otra, por eso crean una realidad fractal. El mismo fenomeno que podemos experimentar cuando nos observamos entre dos espejos confrontados, que cada uno devuelve su reflejo al otro, creando un bucle eterno e infinito.

Entonces si mis pensamientos no crean nada, puedo llegar a camibar mi realidad?

Pues no, tu personalidad no la puede llegar a cambiar, pero el poder infinito creador de Dios, si que puede llevar la existencia a una nueva dimensión de la realidad. Cuando dejas de resistirte a él, y te entregas a la onda creador del Universo.

Es más, por mucho que te resistas, todo lo que tratas de apartar de la Unidad con Dios que eres, te será traído a tu realidad, una y otra vez, hasta que te abras a aceptarlo, y así puedas dejar que el poder creador de Dios pueda seguir reinventándose hasta el infinito.





Tu eliges, si quieres el camino fácil o el camino difícil; tu y los condicionamientos del contexto en el que tu personalidad se ha cocreado. Resistirse a lo que es, lo único que hará es alargar un poco el camino, y hacerlo menos disfrutable, pero al final solo hay un único destino, una única verdad, indescriptible, porque alberga todas las formas, y va más allá de todo lo imaginable.





La vuelta al origen, principio y fin del Camino, el recuerdo del Ser eterno que eres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario